Follow by Email

martes, 10 de febrero de 2009

alberto fuguet - entrevista (tomado de el comercio.com.pe)


ENCUENTROS. Invitado en la Primera Semana Audiovisual


El 'sudor' creativo de Alberto Fuguet


EL ESCRITOR Y CINEASTA CHILENO ESTÁ EN LA SELVA EN BUSCA DE ESCENARIOS Y PERSONAJES PARA RODAR SU SEGUNDO LARGOMETRAJE EN NOVIEMBRE
Por: Gonzalo Galarza Cerf Enviado Especial

-------------------------------------------------------------------------------------------------


IQUITOS. Alberto Fuguet ha empezado a transpirar. El escritor y cineasta chileno recorre Iquitos en busca de locaciones para su nuevo proyecto cinematográfico: “Sudor”. Una historia que partió de la confusión durante un intercambio de correos electrónicos con el periodista Francisco Bardales. “Me gustaría ir con una cámara”, le escribió Fuguet a Bardales, quien creyó que iría a filmar una película a Iquitos, su ciudad. “Y por qué no”, pensó finalmente Fuguet.


El director de “Se Arrienda” lleva puesto un polo en el que se lee “Filmmaker” y una gorra que dice “Writer”: “Para mí no es esquizofrenia filmar y escribir. Pero si me obligan a elegir, voy a optar por el cine”. Esta mañana está empapándose de la ciudad para escribir el guion, visualizando dónde estará Alejo (Pablo Cerda), el personaje de la película que será coproducida por Cinépata (Chile) y Audiovisual Films (Perú), y que contará con la actuación de Vanessa Saba.
La historia empieza con un yuppie que acaba de ayudante de cocina en un crucero de Iquitos tras la crisis financiera. ¿Has empezado a conocer ese mundo de clase alta?

En Estados Unidos he podido conocer a niños ricos de países pobres. A mí me da un poco de pena y curiosidad esa gente rica, que vive aislada y temerosa de que la secuestren. Es como una mafia, se protegen entre ellos; son personajes que han estudiado en el extranjero y se encuentran en “business class”. Una vez me vine allí con (Pedro Pablo) Kuczynski y me llamó la atención que fuera el primer ministro.


¿Por qué?

Era supersimpático conmigo, pero vivía en el mundo de los veinte elegidos. “Sudor” no va a ser exactamente como eso. Mi personaje ha tenido la suerte o no de aprovecharse de ese mundo. Ha sido como un tipo simpático, si bien no era rico, la gente lo acogió porque la hacía reír. Es un personaje que tenía algo y tendrá que aprender a no tener nada y gozar con eso.


¿Aprende a desprenderse?

Es la historia de un despojo, eso me interesa. Es un poco lo que aprendí en “Dos horas” (cortometraje): que uno puede despojarse y filmar pobre. Incluso en el tema literario, ya no estoy en la carrera literaria. Y me ayudó mucho creativamente. No me importa tener más éxitos ni ser “best seller”. Ahora hago libros raros como el de Andrés Caicedo y el de Héctor Soto.


¿Pero valen más en lo personal?

No es que me vaya a ganar el premio nacional, pero me lo estoy pasando bien y puedo hacer películas sin tener todo lo que uno necesite. Creo que hay mucha gente que necesita mucho para ser feliz. Yo cada vez necesito menos.


¿Es como tu personaje?

La selva da esa idea de despojo, interna y externamente, sin ropa…Sí, y creo que va a sufrir un poco. Quiero que alguien que ha vivido preocupado de los trajes, del gel y de las cremas se vaya dando cuenta de que al final da lo mismo si se afeita o no.


¿Qué cosas de Iquitos vas guardando en tu disco duro?

Me parece que es mucho menos ardiente, sexual y degenerado de lo que la gente cree. Es como una ciudad de provincia con más transpiración, pero no es Sodoma y Gomorra. Tiene características visuales que no hay en otros lados. Estoy fascinado con que todo el mundo tenga moto, una cosa de rebelde, con una carga de libertad. También con la gente que ha venido aquí a radicarse, con el barco El Delfín, quiero que mi personaje trabaje allí.


En cuanto a fotografía, ¿la selva dará mucho?Eso puede ser también un problema porque cuando algo es muy bonito uno se puede engolosinar.

No puede ser “Madagascar 2”. Tampoco es tan colorido como lo venden ni estridente. Los colores están como desteñidos, eso me gusta, van teniendo como capas e historias, es como si todo hubiese sudado.

lunes, 9 de febrero de 2009

tres por uno

No sé cuando paso, ni recuerdo cuando empezó todo esto. Lo cierto es que todo sucedió, y sin darme cuenta ya estuve envuelto en todo esto, no sé si esto realmente pasó, o fue sólo un sueño, pero esta es mi historia.
Se oye un sonido de un celular

Erika: ¡aló…! ( habla desesperada) Por favor, ya no me llames, ya no
quiero saber nada de ti, ¡¡ya basta por Favor…!!, déjame vivir
tranquila, ya deja de llamarme….

NN: (interrumpe) pero dijiste que me amabas, acaso no te acuerdas
que dijiste que nunca me dejarías y que Siempre estarías a mi
lado…

Erika: ….por favor entiende que ya no quiero saber nada de ti, ¡ya
párala!


Se oye un viip cuando corta el celular, se levanta de lo que estaba sentada en la acera, y se va rumbo a su casa.

Al otro lado de la ciudad.


Miguel: chau ma..! ya vuelvo, voy con Valeria a hacer un trabajo,
no demoro (se oye lo que suena la puerta al cerrar).


Miguel sale de su casa, y va caminando con una mochila rumbo a casa de su amiga. Toca el timbre, espera un rato, y sale Valeria con su folder lleno de papeles.

Valeria: ¡oe..! ¿tanto te demoraste?, un poco mas y me salen raíces de
Tanto estar Sentada en mi sofá (ambos se ríen).

Miguel: tranquila, no seas exagerada, vamos que se nos hace tarde.

Valeria: (caminando) apropósito, mi mamá te manda saludos.

Miguel: ahh, cuando no mi suegrita, acordándose de mi (ambos se rien).

Valeria: jajaja, chistosito…

Miguel: (miguel hace parar un motocar)…mejor súbete al motocar, y no
perdamos tiempo.


Ambos se suben al motocar, y se dirigen a la biblioteca.



En una de las calles de Iquitos….


Carlitos: una vez más en este lugar, cuando terminara esta situación (se
Pone pensativo, mirando a su alrededor), quisiera estar con mis
Papás….


Se oye una voz


Permiso, sal de la acera que estar estorbando el paso de los peatones
Muchacho…..


Carlitos se levanta de lo que estaba sentado en una de las aceras de la calle prospero..

Erika está hablando por el celular, está de pie y está un poco nerviosa, caminando de un lugar a otro.

Erika: no se qué hacer, ya no soporto a esta situación, siento que voy
A morir.

Silencio…..

Erika: es que ya no, ya no lo aguanto….

Silencio…..

Erika: no sé si podre soportar todo lo que me está pasando.

Silencio…..

Erika: es que hace tiempo que le vengo diciendo que lo nuestro ya no va,
y el no quiere entenderlo, el está obsesionado. En fin…gracias.
(corta la llamada y suena el clásico viiip).


Erika sale rumbo al internet.


Cayendo ya el anochecer. En la calle, Carlitos esta deambulando de hambre. Camina recibiendo empujones de los transeúntes.

Carlitos: (pensando) quisiera estar al lado de mis padres, pero, ¿volver?
¿para qué? Si al fin y al cabo es casi lo mismo, mi mama como
Siempre, aun cree que tiene 18. Y mi papá, ni sé quien es mi
Papá. Tengo solo dos fotografías de él; a veces trato de
imaginar su rostro, pero cuanto mas me esfuerzo, su imagen se
desvanece, solo sé que ya no está en este país.


Carlitos hace varias paradas para mirar lo que las personas están comiendo en varios restaurants y snacks pero recibe insultos y regaños; mientras que miguel está en la biblioteca, al otro lado de la ciudad.


Miguel: al fin.

Valeria: entonces quedamos así, ¿ok? Tú haces tu parte hasta donde
Quedamos, y yo hago el resto….

Miguel: ….no hay problema, señorita sabelotodo, (se ríe).

Valeria: ¡¿así?! (riéndose y fregando a miguel) pues papito, Mira quién
habla. Apropósito, ¿me acompañas a mi casa?

Miguel: Hmmm (se pone pensativo), este… creo que no, voy a ir un rato
Al internet, porque en mi casa aun no hay nadie a estas hrs, y....
Pensé hacer hora revisando mi mail. Sorry.

Valeria: está bien, no hay problema, bye, nos vemos mañana.

Miguel: bye, no te olvides eh!!! (se dan un beso en la mejilla y valeria
sale).


Ya estando miguel en el internet, entra al chat, le llama la atención un Nick que decía erikita,y hace click para que pueda chatear con ella.

Se escucha el sonido de las teclas al escribir en la computadora.


Miguel (mig22): ola! Cmo t iamas?

Erika no le escribe un buen rato, y miguel como que se pone un poco desesperado, hasta que por fin Erika responde, y miguel hace un gesto de un “al fin”.

Erika (erikita): ola, mi nombre es erika, y tu?

Miguel (mig22): miguel, muxo gsto, cmo tas?

Erika (erikita): ahí, mao menos.

Miguel (mig22): q fue? O q paso?

Erika (erikita): na interesante, cntame como te va?

Miguel (mig22): ahí to xevere, pero, dim ke t pasa? Talvz pueda aydart.

Erika (erikita): sn csas q m pasan x stupida.

Miguel (mig22): no digas eso, las cosas son para superarlas.

Erika (erikita): weno, ya me kito, se akbo mi time.

Miguel (mig22): xq tan rápido?

Erika (erikita): aki t djo mi nro.

Erika (erikita): 7589 173849.

Miguel (mig22): ok, t agrgo tons.

Erika (erikita): ok, bye.


Miguel desesperadamente trata de agregar a Erika en su celular.


Miguel (mig22): ya ta, ya t agrge.


Miguel se da cuenta que erika salió del chat cuando le sale no such chanel, Miguel se lamenta, así que decide salir del internet, y sale a caminar por la ciudad, mientras va caminando, trata de llamar al celular de Erika, digita los numeros, pero en eso ve sentado en uno de las bancas de la plaza a un niño, que tenía el aspecto de no haber almorzado, y junto al niño ve a una hermosa chica de tez clara y cabello lacio casi ondulado de unos 19 años aproximadamente. Miguel decide comprar dos helados, uno para él y otro para compartirlo con el niño, compra y se dirige al niño.



Miguel: hola, esto es para ti (dándole el helado miguel se sienta).

Carlitos: gracias señor.

Miguel: (se ríe) …no me digas señor, me haces sentir viejo (dice riéndose)
Mi nombre es Miguel, anda, ¿y tu cómo te llamas?

Carlitos: me llamo Carlitos.

Miguel: ok Carlitos, comete el helado, mientras que hago una llamada.

Carlitos: gracias.


Como ya miguel había marcado el número de Erika, solo apretó llamar, pero se da cuenta que suena el celular de la chica que estaba al lado de ellos.

fin